LOCALIZADOR DE TIENDA

MI CUENTA

Aunque parezca increíble, todo lo que perciben tus sentidos afecta en menor o mayor medida tu sueño e incide en el descanso que tu cuerpo necesita. 

Los ruidos, las luces indeseadas, una cama incómoda y hasta el estrés que te generan las preocupaciones del día a día pueden hacer que el cansancio no abandone tu cuerpo por más horas que duermas cada noche.

Por eso, es de gran importancia que adecues el entorno de tu lugar de descanso para que tu sueño sea realmente reparador. 

Aquí te damos algunos consejos para consentir tus sentidos:

EL ENTORNO: tu habitación debe ser un santuario de descanso. Procura tener la temperatura adecuada (18 grados centígrados es lo ideal) para que no pases frío, pero tampoco sudes por el calor. Trata de reposar sobre un colchón que cumpla con las necesidades específicas para tu cuerpo y mantén siempre tu espacio de descanso ordenado. Según estudios de la National Sleep Fundation, una cama ordenada influye bastante en la sensación de descanso al llegar a casa.

OLORES: un aroma agradable puede ayudarte a relajar, despejar la mente y sentirte más pleno. Puedes encender una varita de incienso, encender una vela aromática cada noche o tomar un baño con jabones aromáticos. También puedes procurar lavar tu ropa de cama con detergentes de olores suaves.

COMIDA: si vas a dormir poco después de la cena, procura que los alimentos sean ligeros. Evita a toda costa alimentos pesados para tu estómago como proteínas, picantes o demasiados condimentos. También aleja bebidas estimulantes como el café o el chocolate, pues harán más demorada la llegada del sueño.

LUZ: Procura que tu habitación esté a oscuras. Cierra bien las cortinas y deja a un lado tus aparatos electrónicos. Revisar tus redes sociales en la oscuridad justo antes de dormir puede generar un sueño intranquilo y poco placentero. Cambia esto por otras alternativas, como los libros. Está demostrado que leer antes de dormir ayuda a despejar la mente, relaja el cuerpo, aleja el estrés y estimula el sueño reparador.

SONIDOS: Aunque para algunos lo ideal es el silencio total, sabemos que en nuestras ciudades a veces es difícil encontrar la paz absoluta para nuestros oídos, pero por nada del mundo dejes el televisor encendido, pues sus cambios abruptos de sonidos pueden evitar que concilies el sueño adecuadamente. Es bueno acompañar la hora de dormir con sonidos relajantes, pueden ser ruidos blancos o repetitivos, como el del aire acondicionado, el ventilador o incluso naturales como el de la lluvia o los bosques. También puedes colocar música suave a bajo volumen, ingresando al siguiente link www.spring.com.co/mesdelsueno puedes descargar la playlist que en Spring diseñamos especialmente para ayudarte a mejorar la calidad de tu descanso. 

VER NUESTROS WEBINARS

Tema

link

Cerebro, sueño y cambio

Respirar para descansar

La Neurociencia del Descanso: Ejercicio vs. COVID

Alimentación para un buen descanso

¿Tu habitación no te deja dormir?

Color y cerebro

SOBRE EL SITIO

Esta página es propiedad de Industrias Spring S.A.S, con NIT. 860000794-1, las ventas de los productos es responsabilidad de Industrias Spring S.A.S, con NIT. 860000794-1.

CONTACTO

ENCUENTRA NUESTRAS
TIENDAS

Medios de pago

Sitio seguro

Todos los derechos reservados Spring 2021 Empowered by